Raonic doblega a Monfils en el último duelo de cuartos

El canadiense Milos Raonic, decimotercer cabeza de serie, accedió este miércoles a las semifinales del Abiertode Australia, primer Grand Slam de la temporada, al batir por 6-3, 3-6, 6-3 y 6-4 al francés Gael Monfils.

Campeón en Auckland (Nueva Zelanda) en la primera cita de su calendario, el jugador de origen montenegrino alargó su racha de victorias y, con su noveno triunfo consecutivo -el quinto en Melbourne-, se clasificó por segunda vez en su carrera para la penúltima ronda de un major.

En Wimbledon 2014 le negó el pase a la final el suizo Roger Federer. En Australia, le espera el británico Andy Murray, segundo favorito y verdugo del español David Ferrer en el Rod Laver Arena.

Para superar los cuartos de final, fase en la que cayó el pasado año, Milos Raonic debió combatir la resistencia de Monfils, más descansado que él.

El canadiense llegó al duelo de cuartos de final con casi diez horas sobre sus piernas; el francés, con algo más de siete y un recorrido algo más benevolente.

Mientras que Monfils, vigésimo tercer cabeza de serie, se encontró a dos jugadores procedentes de la fase previa, Raonic apeó en las dos rondas anteriores a dos de los favoritos al título: al serbio Viktor Troicki (21) y al suizo Stan Wawrinka (4).

Decidido, no obstante, a alcanzar sus primeras semifinales en Melbourne Park, Raonic quebró el saque de su rival en el cuarto juego del primer set y mantuvo siempre el suyo para adjudicarse, por 6-3, ese parcial.

El segundo se lo llevó, por idéntico resultado, Gael Monfils tras castigar la única pelota de rotura que le concedió su oponente.

Con 2-3 y 15-40, Raonic acumuló un nuevo error no forzado con su derecha y la desventaja de 2-4 resultó definitiva.

El decimotercer favorito, que cuenta con uno de los servicios más poderosos del servicio -hoy ejecutó uno a 228 kilómetros por hora- añadió a su repertorio poderosos golpes desde la línea de fondo, tanto con su derecha como con su revés, y acertadas apariciones en la red. Eso le entregó nuevamente la iniciativa sobre el cemento azul del Rod Laver Arena y también sobre el marcador.

Así, la tercera y cuarta mangas fueron suyas también, para alegría del extenista español Carlos Moyá, quien en este torneo se incorporó a su cuerpo técnico. Además, la conseguida hoy le permitió interrumpir una racha negativa de dos derrotas ante Monfils.

En una de las semifinales el serbio Novak Djokovic se medirá con el suizo Roger Federer; en la otra, Raonic y Murray lucharán por el otro puesto en la final.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría y etiquetada . Guarda el enlace permanente.