Aritz Aduriz descubrió el elixir del gol al cumplir 30 años

Es Aduriz un futbolista que, ya lo dice el tópico, como los buenos vinos mejora con los años. Su cosecha goleadora así lo atestigua. En dos semanas hace 35 primaveras y es sólo algo que delata su DNI, porque marca al ritmo de un chaval. La treintena en su caso ha sido más bien una frontera mágica. Tras superar esa barrera en la que dicen muchos futbolistas entran en declive, el donostiarra ha alcanzado 96 goles, en 207 partidos. En cinco temporadas, una aún sin acabar. Y almacenaba 119 (sólo 23 más) en las 13 anteriores en el fútbol ya de categoría.

Pisó la treintena en la última de sus dos campañas en el Valencia y ha explotado en las cuatro que lleva en esta tercera etapa en Bilbao. Tiene un promedio cercano a 0,50, es decir, un tanto cada dos encuentros. Entró con continiudad en Primera con 24 años y no ha hecho más que crecer. Acumula en la Liga 157 goles, para un total de 215 en su carrera en las tres principales categorías, tras salir del Antiguoko y Aurrera de Vitoria.

Valverde está exprimiendo su talento como nadie. Es el segundo león con más minutos en Liga esta temporada, tras De Marcos. Sólo se ha perdido un partido, por acumulación de amonestaciones. Se cuida mucho, tiene un físico privilegiado y vive las 24 horas por y para el fútbol. Eso explica su evolución. En estos años apenas ha tenido un contratiempo, así que ha engordado unas cifras de auténtico crack. Sólo cabe lamentar una pubalgia, que superó con la misma agilidad con la que desborda a sus defensores.

Hasta los 30 años, Aduriz marcaba a un ritmo más lento: de un gol cada algo más de tres partidos. En el Burgos, en Segunda B, hizo 18 en 38 (contando Liga y Copa). Llegó a 16 en 38 en su primera campaña en el Valladolid, en Segunda.

Al estilo Benjamin Button, como si rejuveneciera según pasan los años con la pócima mágica de los goles, Aritz se convirtió hace unos meses en el jugador más veterano en conseguir un hat trick a domicilio. Su portentoso salto le ha permitido ser un puñal en el juego aéreo y amenazar a Urzaiz como el jugador del Athletic con más goles de cabeza. La comparación con Soldado, Negredo, Torres y Llorente, otros nueves que han pasado treintena y están en la órbita de La Roja, le sonríe de forma abrumadora.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría y etiquetada . Guarda el enlace permanente.