Angelique Kerber sorprende y derriba a Victoria Azarenka

La bielorrusa Vika Azarenka (campeona en Melbourne en 2012 y 13), solo había perdido once juegos en este Abierto de Australia. Y no cedía un set en contra desde septiembre de 2015, en el torneo chino de Wuhan… pasando por el Brisbane International, donde hace dos semanas, Vika conquistó el titulo: justo ante Angelique Kerber. Con este triunfo de Brisbane, Azarenka, impresionante en estos comienzos de años, dominaba a Kerber por 6-0. Pero…

En el Rod Laver Arena, y en una exhibición de fortaleza mental y de piernas, Kerber puso a Azarenka ante todos sus fantasmas. Y con tanteo de 6-3 y 7-5, en solo 105 minutos, Kerber, la zurda alemana de Bremen, sexta jugadora mundial, es la primera alemana en semifinales del Abierto de Australia desde Anke Huber, en 1998. En su semifinal, Kerber chocará con la vencedora del cruce subsiguiente entre Konta y Zhang.

Para sellar su primer triunfo sobre Azarenka, Kerber arrancó con 4-0 en el primer set, Azarenka recuperó hasta el 4-3… y ahí, Kerber, por fe y piernas, se alzó ante la crecida de la bielorrusa al rescatar sendos vitales puntos de ‘break’. En la segunda manga, Azarenka, al asalto, dispuso de tres puntos de set con 5-2 a favor… cuando Kerber comenzó a soltar la mano a babor y estribor, de paso para 31 tiros ganadores, tres más que los 28 de Azarenka. En saques directos también mandó Kerber (4-2). Presionadísima, la bielorrusa (número 16) incurrió en más del doble de errores no forzados que la alemana: 33-15. Los restos de Kerber fundieron el segundo servicio de Azarenka (9/24 puntos ganados con segundos saques, 38%)… y cuando llegó el 5-5, cualquiera en el Laver Arena podía anticipar que todo había volcado a favor de Kerber. Un ‘passing’ cruzado sobre una subida alocada remató a Azarenka. La cabeza de Kerber y sus piernas lo merecieron.

Kerber: “Creí hasta el final”

Había perdido siempre con Azarenka, era 0-6 en contra mía. Así que me dije: ‘juega como tienes que jugar en una pista tan grande y cree, cree hasta el final’. Eso hice, creer. Intenté servir muy bien desde el primer punto, ser agresiva a tope. Es un increíble sentimiento jugar aquí en esta Pista Central de Australia, casi llena. No quería pensar demasiado hasta que terminara el partido el ‘match point’. Todo era cuestión de creer en una misma y sacar a la luz el tremendo trabajo de estas últimas semanas”.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría y etiquetada . Guarda el enlace permanente.