Samaki Walker y el puñetazo que le dio Kobe por 100 ‘pavos’

Samaki Walker y Kobe Bryant no sólo fueron compañeros de clase en el Draft de 1996, sino que compartieron vestuario durante dos temporadas (2001-02 y 2002-03) en Los Angeles Lakers, ganando el último anillo del threepeat en la primera de ellas. El ala-pívot abandonó la NBA a comienzos de 2006 y, tras un breve paso por el Unics Kazán ruso, pasó los últimos años de su carrera profesional entre Oriente Próximo y Asia. Ahora, a mitad de la última campaña de Kobe, Walker ha desvelado una curiosa (y violenta) anécdota de ‘The Black Mamba’ durante una entrevista en el podcast Brown and Scoop de la ‘CBS Sports Radio’.

Es algo que aún sigo intentando comprender. Probablemente fue una de las situaciones más locas e inmaduras que me he encontrado. Hasta donde yo sé, se trataba de 100 pavos (dólares). Después de los entrenamientos teníamos la costumbre de jugar a ver quien era el primero en meterla desde el medio del campo. Cada uno apostaba 100$. Tenías 48 horas paras pagarlos… Kobe ganó el concurso. Ni siquiera había transcurrido el tiempo cuando en el autocar se acercó a mí y me preguntó que dónde estaban sus 100 pavos (bucks en inglés). Lo creáis o no, entre todos, me eligió a mí, lo que hace todo más desconcertante a día de hoy. Le dije: ‘Tío, no los tengo conmigo ahora mismo’. Me puse los auriculares de nuevo y, entonces, sucedió lo increible: Kobe me dio un puñetazo por sorpresa (sucker-punched)“. Ya lo ven, el carácter del Kobe más díscolo y joven en todo su esplendor.

Aquel triple fuera de tiempo…

Además de este suceso con Kobe hasta ahora desconocido, la carrera baloncestística de Samaki está marcada por un triple desde en el Game 4 de la final de la Conferencia Oeste en el 2002 ante los Sacramento Kings. Walker clavó un buzzer beater al descanso que subió al marcador. Sin embargo, la repetición televisiva demostró que estaba fuera de tiempo. Hechos como este hicieron que la NBA incluyera el instant replay la temporada siguiente. Y es que, de haber sido revisada, el buzzer beater final de Robert Horry no hubiese puesto el 100-99 en el marcador y los Lakers no se hubiesen llevadola serie por 4-3…

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría y etiquetada . Guarda el enlace permanente.