Podemos insta a pactar y PP y PSOE apuran la ronda del Rey

El portavoz de Podemos en el Congreso, Íñigo Errejón, reconoció esta mañana que por parte del PSOE están recibiendo “señales contradictorias” respecto a la oferta que su partido puso sobre la mesa el viernes pasado para formar un Gobierno de coalición “de cambio”, al tiempo que exigió a los socialistas que dejen de utilizar los procedimientos como “excusa” y se decidan.

“Hemos visto hablar al PSOE de la posibilidad de un Gobierno de cambio que ponga las instituciones al servicio de la gente más golpeada por la crisis, pero también se escudan en las formas y los tiempos para no posicionarse”, lamentó el número dos de Podemos en la rueda de prensa que ofreció ayer tras la primera Junta de Portavoces.

Y es que todo apunta a que tanto el PP como el PSOE tienen intención de apurar la nueva ronda de consultas que inicia mañana el rey Felipe VI con los portavoces parlamentarios y que no finalizará hasta el próximo martes. Así, el Comité Federal del PSOE debatirá el próximo sábado sobre el escenario político, pero no tendrá la oportunidad de pronunciarse sobre ninguna propuesta concreta de acuerdo.

El secretario general de los socialistas, Pedro Sánchez, no se reunirá con el monarca hasta el martes por la mañana, luego el sábado sí conocerá la opinión de los dirigentes territoriales sobre la situación política, pero no sobre una propuesta concreta de pacto de Gobierno como la presentada por Podemos la semana pasada.

La dirección del PSOE admite que Sánchez se dedicará primero a pulsar la opinión de sus barones antes de profundizar en la oferta de la formación morada.

Además, desde Ferraz apuntan que el presidente del Ejecutivo en funciones, Mariano Rajoy, debería seguir siendo el primero en someterse a un pleno de investidura. Lo cierto es que nada impide al monarca volver a proponer a Rajoy como candidato a la investidura o plantear en cambio que sea Pedro Sánchez quien lo intente en primer lugar. Todo dependerá de lo que le comuniquen ambos líderes al Rey acerca de si cuentan o no con apoyos suficientes para ser investidos presidente del Gobierno.

Reparto de escaños

Sea cual sea la decisión final, Felipe VI deberá comunicársela al presidente del Congreso, Patxi López, una vez finalice la ronda, que tendrá los ritmos y tiempos idénticos de la anterior.

Desde el PP, por su parte, oficialmente tampoco parecen estar acuciados por el calendario, puesto que hasta que no se celebre el primer debate de investidura no comienza a correr el plazo de dos meses para llegar a un acuerdo y evitar la repetición de las elecciones. Después del anuncio el lunes de que comienzan a negociar con Ciudadanos, hoy no se ha producido ningún nuevo movimiento, acogotados quizás por la nueva operación anticorrupción que vuelve a salpicar de lleno a los populares valencianos.

Sobre la formación de Gobierno, hoy la Fundación España Constitucional, integrada por ex ministros de la democracia pertenecientes a la antigua UCD, el PSOE y el PP, instaron a los grupos a llegar a un acuerdo cuanto antes para formar un Ejecutivo “de amplio respaldo con programa pactado, por encima de ambiciones personales, que garantice la unidad de España”. Fue una voz más a favor, aunque sin citarlo, del entendimiento entre PP, PSOE y Ciudadanos.

Y mientras los grupos prosiguen con sus contactos de manera más o menos intensa, esta mañana la Mesa del Congreso decidió que la Cámara Baja podrá debatir propuestas registradas por los grupos parlamentarios, con escasas excepciones, pero no podrá celebrar sesiones de control al Ejecutivo mientras que el Gobierno del PP siga en funciones, es decir, mientras no haya un nuevo Gabinete.

Así lo anunció el presidente de la Cámara, Patxi López, quien informó del criterio general fijado por la Mesa sobre lo que puede o no analizar el Congreso en este periodo de interinidad.

López detalló que se podrán tramitar proyectos de ley derivados de decretos que apruebe el Gobierno. Mientras esté en funciones, el Consejo de Ministros no puede aprobar proyectos de ley, pero sí decretos legislativos que deberán ser convalidados por la Cámara y, en caso de que así lo pidieran los grupos, tramitados como proyectos de ley. Las comisiones se pondrán en marcha a partir del miércoles 3 de febrero.

Pero además de estos acuerdos adoptados por la Mesa del Congreso, la actualidad de la Cámara estuvo marcada por el enfado de Podemos por su ubicación en el hemiciclo. La formación liderada por Pablo Iglesias anunció que recurrirá el acuerdo de la Mesa, respaldado por PP, C’, PSOE y la abstención de Patxi López, por el que sus diputados se situarán en la parte alta del hemiciclo, en lugar de en las filas de la bancada central justo por encima del banco azul del Gobierno, ubicación que mantendrán el PNV y el partido de Albert Rivera.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría y etiquetada . Guarda el enlace permanente.