¿Necesitas una aspirina? Tu coche te ayuda a buscarla

Domingo a última hora. Llueve y la noche es desapacible. Nos ha tocado salir de casa a buscar de forma imprevista un analgésico. No siempre es fácil localizar una farmacia abierta, aunque ahora nuestro coche está dispuesto a ayudarnos. Pulsamos un botón junto al espejo retrovisor y en pocos segundos una voz nos pregunta desde la distancia qué necesitamos; nos referimos a ese establecimiento de guardia y el operador, en primer lugar, se interesa en saber si nos encontramos bien, si estamos en condiciones de conducir. Y como se trata tan sólo de una jaqueca, de inmediato nos hacen llegar hasta nuestro navegador la ubicación de la botica y la ruta para llegar hasta allí. Así de simple, así de eficaz.

Es una de las ventajas del sistema OnStar que Opel acaba de incorporar en su nuevo Astra. La conectividad se ha convertido en pilar fundamental del desarrollo de cualquier vehículo moderno y la marca alemana va un paso más allá con esta solución. Mediante una tarjeta de telefonía incorporada, el conductor accede a un universo de servicios a cada cual más práctico. Y es que desde un centro de control en Luton (Inglaterra) el vehículo queda monitorizado para ofrecernos posibilidades fascinantes, mucho más allá de la conocida (y valiosa) asistencia en caso de accidente, más habitual en otras marcas y modelos

Podremos encontrar cualquier dirección, seguir la ruta más rápida para alcanzarla, obtener información sobre un hotel e incluso saber si la presión de los neumáticos es la correcta o cuánto nos falta para la próxima revisión, durante 24 horas al día, siete días a la semana y en nuestro idioma. Por supuesto que el conductor tendrá en todo momento la posibilidad de preservar su privacidad: simplemente pulsando uno de los tres botones del sistema OnStar (los otros dos sirven para conectarse o pedir auxilio inmediato), nadie conocerá dónde nos encontramos si es nuestro deseo.

OnStar se presenta en el nuevo Astra combinado con una conexión WiFi mediante 4G (siempre que exista cobertura, claro está) capaz de dar servicio hasta nada menos que siete dispositivos dentro del vehículo. Todas sus funcionalidades (que son muchas más) se controlan desde una gran pantalla ubicada en el centro del salpicadero y a la que se pueden conectar con absoluta facilidad, mediante un cable USB, dispositivos móviles que se mueven en entornos Apple y Android. Así que Opel espera convencer con esta solución a familias concienciadas con la seguridad al volante, a jóvenes apasionados de la tecnología y a conductores de cierta edad que aprecien especialmente este tipo de asistencia simple y tranquilizadora.

El precio de este opcional es de 500 euros e incluye un primer año de servicios gratuitos, que pasará a tener un coste de unos 100 euros anuales (aún por definir) una vez vencido este plazo; en cuanto a la conexión a Internet, a través de un proveedor europeo para todos los modelos de Opel, también en el lanzamiento se ha incluido un año de uso sin límite de tráfico de datos hasta que las tarifas se concreten entre la marca y su socio de telecomunicaciones. El cliente puede elegir anular o volver a activar la suscripción a OnStar en cualquier momento.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría y etiquetada . Guarda el enlace permanente.