¿Me interesa pedir financiación para reformar mi vivienda?

Hay veces que por necesidad, otras por una cuestión de lavado de cara y otras como mecanismo para vender a posteriori. Ya sea grande o pequeña, una reforma en el hogar implica muchas cosas y son muchos los que deciden posponer ese momento lo máximo posible.

El presupuesto en múltiples ocasiones se postula como un obstáculo para llevar a cabo la reforma, sobre todo cuando esta es urgente o muy importante y de relevancia –que afecte a elementos principales-. Sin embargo, la tendencia durante el 2015 ha sido que 3 de cada 4 reformas requirieron de una inversión inferior a los 6.000 euros según una encuesta realizada por habitissimo. Estos datos consolidan un crecimiento en la inversión a la hora de reformar la vivienda ya que en 2014 el gasto se encontraba entre los 500 y 2.000 euros apuntan desde habitissimo.

¿Cómo es la financiación para reformar vivienda?

Como se apuntaba, es habitual requerir financiación para realizar reformas, que será mayor o menor en relación a la magnitud de la reforma. Las entidades a menudo disponen en su catálogo de préstamos y créditos, unos específicamente creados para la financiación de las reformas en el hogar. Desde el portal iAhorro.com, recomiendan siempre analizar todas y cada una de sus condiciones de forma previa y valorar si realmente cubre la necesidad y si las condiciones son las idóneas.

En la práctica, este tipo de préstamos resultan similares a los préstamos al consumo en sus características. Si tomamos los últimos datos publicados por el Banco de España que corresponden a noviembre de 2015, en cuanto al tipo de interés aplicado, en este tipo de préstamos podría estar entre el 4,62% TAE que es el tipo de interés que figura para los créditos para otros fines, y el 8,70% TAE que es el que figura para los créditos al consumo.

El importe del préstamo no es frecuente que supere los 50.000 o 70.000 euros, así como el plazo para la devolución del préstamo a menudo no sobrepasa los 10 años, aunque todo dependerá de la entidad y del perfil del solicitante ya que es posible que condicionen estas características. Como decimos, no deja de ser un préstamo por lo que los requisitos a cumplir por parte del solicitante serán los habituales, una nómina con la que poder demostrar estabilidad y regularidad en los ingresos, la capacidad de devolución, si aparece o no en algún registro de impagos, aportar el presupuesto de la reforma –aunque esto dependerá de la entidad- , entre otros requisitos.

Otra opción para poder financiar una reforma es la de ampliar la cantidad de la hipoteca –en caso de que esta exista-, claro que hay que tener extremo cuidado en que esta ampliación de hipoteca no suponga un empeoramiento de las condiciones del préstamo hipotecario.

La encuesta de habitissimo destaca las intenciones en cuanto a reformas para este 2016, siendo la decoración para ellas y el bricolaje y domótica para ellos las principales tareas que se han propuesto los hogares para el presente año.

¿Domótica para ahorrar?

Los expertos halagan los beneficios de instalar elementos de domótica en la vivienda, entre ellos el del ahorro económico. Sin duda tener la posibilidad “dominar” determinados aparatos del hogar hará que controlemos mejor nuestros gastos en energía y por lo tanto que nuestro bolsillo salga ganando. El ahorro, la comodidad y la seguridad son tres de las ventajas que la domótica aporta en el hogar. Además muchos de los sistemas de domótica no requieren de obra para su instalación.

Se trata de invertir en eficiencia para obtener un ahorro a largo plazo, al igual que se recomienda hacer con los electrodomésticos, invirtiendo en la compra de electrodomésticos con etiquetado A+++, A++, A+ o A como mínimo, ya que su consumo es más eficiente y por lo tanto menor, lo que beneficia a largo plazo, pudiendo ahorrar hasta 173 euros al año como máximo –en función del electrodoméstico, ese ahorro corresponde al de un frigorífico “combi” según los datos medios de la Asociación Nacional de Fabricantes e Importadores de Electrodomésticos (ANFEL).

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría y etiquetada . Guarda el enlace permanente.