Los juveniles se ganan su lugar de la mano de Beccacece

Muchas ovaciones hubo la tarde del domingo en el Estadio Nacional, y una de ellas fue para Nicolás Ramírez, quien salió reemplazado a los 81′ producto del cansancio en un partido donde tuvieron mucho trabajo en la zaga a pesar del holgado 8-1 sobre O’Higgins.

Otro que celebró fue Yerko Leiva, quien anotó su primer gol en Primera División con la U con apenas 17 años y reflejó toda su emoción en la celebración con sus compañeros, quienes lo levantaron como un verdadero héroe.

Así, Universidad de Chile empiezan a proyectar jugadores jóvenes que son esenciales para el trabajo de Sebastián Beccacece, quien tiene un grupo de sparring que sirve para la preparación del plantel y esto fue destacado tras el partido por el presidente Carlos Heller: “Hace tiempo que no veíamos juveniles en cancha los 90 minutos en dos partidos seguidos. Ramírez salió contracturado, Leiva debutó con un gol y tenemos a Pinilla en la banca”.

El mandamás analizó que “el trabajo de los sparring con el cuerpo técnico nos ilusiona que sacaremos jugadores. Son el futuro del fútbol. Tenemos jugadores de casa que pueden jugar al lado de otros de categoría. Ramírez por ejemplo al lado de Jara irá tomando experiencia como en su momento pasó con Pepe Rojas. Hay canteranos para ilusionarnos”.

Además, Heller comentó el trabajo de las divisiones menores a cargo del español Edorta Murua. “Para esto trajimos a un cuerpo técnico serio desde España, pero los resultados se verán con el tiempo”.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría y etiquetada . Guarda el enlace permanente.