Las defensivas no siempre ganan los campeonatos

Los Broncos de Denver deberán emplearse a fondo para validar aquello de que son las defensivas las que ganan los campeonatos, y no sólo porque en el Súper Tazón 50 tendrán frente a sí a la dinámica y explosiva ofensiva de las Panteras de Carolina.

Desde que la NFL comenzó a emplear las siembras en Playoffs en 1990, los equipos con mejor marca en cada conferencia han disputado el Trofeo Vince Lombardi en cinco ocasiones y en tres de estos enfrentamientos, el club con la mejor defensiva ha ganado el título.

Broncos y Panteras, primeras siembras en la AFC y NFC, respectivamente, protagonizarán el sexto duelo y tercero consecutivo en el Súper Tazón entre equipos con los mejores registros en cada conferencia, y Denver es el que llega a este encuentro con la defensiva número 1 de la Liga.

Este fenómeno de justicia deportiva se dio con Seattle, que en 2013 y 2014 llegó a Playoffs con la mejor marca en la NFC para, eventualmente, enfrentar en el juego por el título de la NFL a los clubes con el mejor registro en la AFC, Denver y Nueva Inglaterra.

Aunque en la edición XLVIII del Súper Tazón la defensiva de los Halcones Marinos reflejó su poderío defensivo con una dominante actuación ante los Broncos, la subjetividad de la frase, “las defensivas ganan campeonatos” se reflejó en el hecho de que Seattle, pese a tener a la mejor defensiva de la Liga, cayó ante los Patriotas en la edición XLIX por una arriesgada apuesta de su ofensiva en los últimos segundos del encuentro y a una yarda de anotar.

En 2009, cuando Indianápolis y Nueva Orleans disputaron el Súper Tazón XLIV con las primeras siembras de sus respectivas conferencias, los Potros llegaron a la cita con la mejor defensiva entre ambos, la número 18 de la NFL, pero fueron los Santos los que ganaron el título.

Los primeros dos juegos por la disputa del Trofeo Vince Lombardi entre equipos con las primeras siembras en cada conferencia se dieron en las campañas de 1991 y 1993 y en ambas ocasiones, los clubes con las mejores defensivas ganaron el Súper Tazón.

En 1991, Washington, con la tercera mejor defensiva de la Liga, derrotó a Búfalo. Dos años más tarde, Dallas, con la defensiva 10 de la NFL, venció a los Bills.

Desde aquellos triunfos de Pieles Rojas y Vaqueros, la labor de las defensivas se ha dificultado por diferentes factores que van desde modificaciones a las reglas hasta la elaboración de sistemas ofensivos más complejos, pero la tarea que tiene ante sí la defensa de Denver parece aún más difícil, pues tendrán que contener a un taque comandado por el pasador más vers´til y dinámico de la actualidad: Cam Newton.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría y etiquetada . Guarda el enlace permanente.