La anomalía de no pactar con la derecha

A fuerza de escucharlo cada día de forma machacona, los ciudadanos terminan viéndolo como algo natural y rutinario. Pero no lo es. Supone una de las peores anomalías que actualmente presenta la democracia española, tan coaccionada desde tan diferentes sectores políticos y no políticos.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría y etiquetada . Guarda el enlace permanente.