Figueredo señala a Gorka Villar como principal extorsionador

Eugenio Figueredo, expresidente de la Federación Sudamericana de Fútbol (Conmebol) ha señalado, en su declaración ante una jueza de Montevideo, directamente a Gorka Villar, hijo del presidente de la RFEF, Ángel María Villar, como figura principal en una presunta extorsión a los clubes uruguayos que denunciaron la venta a la baja de los derechos audiovisuales de la Copa Libertadores.

La declaración de Figueredo al completo, adelantada por Estadao de São Paulo y a la que también ha tenido acceso EL PAÍS, no solo revelan que Gorka Villar se apoyó en la posición de dominio e influencia de su padre, Ángel María Villar, como vicepresidente de la FIFA, para presionar a los clubes a retirar las denuncias. Las respuestas del dirigente uruguayo también revelan la trama de corrupción en la Conmebol que investiga el FBI y que provocó la detención de la gran mayoría de altos dirigentes de la FIFA en Zúrich, el pasado mes de mayo. Figueredo sigue en prisión.

Estas son algunas frases de Figueredo sobre Gorka Villar:

“El señor Gorka Villar, aprovechando la vinculación que tenía con su padre, Ángel María Villar (…) utilizaba la influencia de su padre para que la FIFA respaldara mediante notas coactivas a la Asociación Uruguaya de Fútbol (AUF). Ya que venía la nota de la Confederación [Conmebol] y una ratificatoria de la FIFA diciendo que podían ser suspendidos los equipos y hasta la AUF”.

“Diría que desde el momento que ingresa, él fue la mano derecha de Leoz y de Napout [ambos expresidentes de la Conmebol y acusados por la justicia estadounidense por corrupción]. Creo que el tema de Gorka [sic], la mayor acusación que se le puede hacer es la extorsión que él encabezó contra los equipos que presentaron denuncia, para llevarlos a la Asociación [la federación uruguaya] a hacerlos temblar”.

“Gorka Villar, traído de España contratado por Leoz, que sigue en funciones, ya que fue muy negativo con la extorsión. Fueron extorsionados [los clubes uruguayos, sobre todo Peñarol] en Paraguay. No tengo las grabaciones pero en un momento Bordes, que fue mi abogado, las tenía. Diciendo que si no retiraban las denuncias no podían jugar la Copa Libertadores”.

La declaración de Figueredo, que fue hecha el 24 de diciembre, provocó que la justicia uruguaya exija la presencia de Gorka Villar en los juzgados. Hasta el momento, no ha comparecido. Estos días, segun fuentes federativas, se encuentra junto a su padre en Asunción, donde la Conmebol elige a su nuevo presidente. También según fuentes cercanas al caso, Gorka está buscando asesoramiento jurídico de algunos de los despachos internacionales más prestigiosos para defenderse.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría y etiquetada . Guarda el enlace permanente.