El Tribunal de Cuentas acusa a la troika de arbitrariedad

Por primera vez, el Tribunal de Cuentas europeo ha evaluado la eficiencia de cinco de los rescates acometidos por la Unión Europea (en Irlanda, Portugal, Rumanía, Hungría y Letonia) y el organismo concluye que la gestión de la Comisión Europea, como parte integrante de la toika (junto al FMI y el BCE), adoleció de serias carencias.

El Tribunal critica en primer lugar la aparente arbitrariedad de la troika. “Hemos encontrado varios ejemplos de países a los que no se trató de la misma manera en una situación comparable”, señala el informe.

En algunos países, según los auditores, se supeditaba la liberación de préstamos a la aplicación de ciertas reformas; en otros, bastó con que anunciaran su intención de llevarla a cabo.

El número de condiciones asociadas a cada rescate también variaba sin razones objetivas y fue aumentando con el tiempo . “A Hungría [rescatada en 2008] se le pidió que cumpliera con 60 condiciones; a Portugal [en 2011], con 400”, señala el Tribunal. La incoherencia de los programas era tal que, según los auditores, el número de condiciones no tenía relación con las reformas necesarias en cada país. “A veces ocurría al contrario: a países que necesitaban ciertas reformas en determinadas áreas se les exigían menos cambios que a otros con mejores resultados”.

La vigilancia del cumplimiento de las condiciones fue errática y dispar. En ocasiones, los requisitos desaparecían de una revisión a otra y a veces la Comisión permitía que se diluyeran sin más explicaciones.

La auditoría también ha detectado “un escaso control de calidad” en la gestión de los programas, sin una revisión externa de los cálculos de la Comisión. El Tribunal lamenta asimismo la falta de fiabilidad de los objetivos de déficit público utilizados por la CE y critica al organismo europeo por enjuagar las cifras a su gusto. En Irlanda, por ejemplo, la CE excluyó los gastos de los rescates bancarios del cómputo de déficit pero incluyó los ingresos derivados de esas operaciones. De esa manera, calculan los auditores, el déficit irlandés fue un punto porcentual menor en 2012.

Mejoras

El Tribunal ha cursado nueve recomendaciones a la Comisión para mejorar la gestión de los rescates en el futuro. “Los programas de préstamos ya han alcanzado cifras de centenares de miles de millones y por ello es imperativo que aprendamos de los errores del pasado”, señaló Baudilio Tomé, miembro del Tribunal de Cuentas europeo y responsable del informe.

Los rescates analizados suman 198.400 millones de euros. Y el Tribunal prepara ya otros informes sobre los sucesivos rescates de Grecia, que por sí sola superan esa cantidad. El análisis del Tribunal se debe a la parte de los rescates avalada por el presupuesto de la Unión Europea, que en el caso de los cinco rescates asciende a 63.100 millones.

Pero el Tribunal no está sólo preocupado por el riesgo financiero. “La condicionalidad tiene también un impacto importante en la vida de la gente”, recordó durante la presentación del informe Zacharias Kolias, directivo del Tribunal. “Por ese motivo”, añadió, “las condiciones deberían fijarse de una manera completamente transparente y controlable”.

La Comisión ha aceptado alguna de las críticas y recomendaciones, pero discrepa de muchas apreciaciones del Tribunal. Bruselas subraya el hecho positivo de que el Tribunal confirma que los programas consiguieron sus objetivos y asegura que la mayoría de las carencias denunciadas ya han sido corregidas.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría y etiquetada . Guarda el enlace permanente.