Djokovic contra Federer, una final para el desempate

Novak Djokovic no se permitió la menor contemplación ante Kei Nishikori (como sí le pasó en el US Open de 2014) y, en un santiamén de 127 minutos, apartó al ‘Principito’ japonés del Abierto de Australia con tanteo de 6-3, 6-2 y 6-4 y una superioridad machacante en puntos ganados: 99-74. Tras la sonrisa casi perenne de Nishikori -un poco desvaída ante el martillo de Djokovic, para qué engañarnos- surge frente al número uno mundial el rostro ceñudo de Roger Federer, único tenista que ha podido ganar a Djokovic más de una vez, de un año a este parte: exactamente, tres veces, en Dubai, Cincinnati y la Masters Cup de Londres.

Federer (que anticipó que no pensaba perderse el Djokovic-Nishikori) y Djokovic se reparten equitativamente a día de hoy 22 triunfos en sus 44 duelos directos. La sexta semifinal de Djokovic en Melbourne (y número 12 para Federer, plusmarquista en el Abierto australiano) valdrá la ruptura del empate. en otra situación muy similar, en la final de Doha ante Nadal y con 23-23 en el ‘cara a cara’, la motivación de Djokovic resultó inigualable.

Para ahorrar eufemismos, el caníbal Djokovic, vigente campeón de Australia, y a la caza de su sexto título, no tuvo ni para empezar con un Nishikori empequeñecido desde que una doble falta clamorosa, por un par de metros, dio a Djokovic el ‘break’ que sentenció el primer set, a partir del 4-1. Desde ahí, Djokovic (6/11 en puntos de ‘break’ a favor) castigó sin piedad el segundo servicio del disminuido ‘Principito’ (Kei solo anotó el 40% de puntos jugados con segundos saques, 14/35)… y el partido volcó en una sola dirección. “Partidos como este son la razón por la que seguimos aquí y solo cabe disfrutar de citas como esta, cada vez que puedan producirse”. Obviamente, eso no lo dice Kei Nishikori… sino un tal Roger Federer.

DJOKOVIC: “FEDERER NO SENTIRÁ TEMOR”

“Feliz día de Australia a todos. Federer no sentirá temor de salir a enfrentarse a mí con la mayor agresividad, como ya ha hecho en nuestros últimos duelos, en el US Open y en la Masters Cup, que tuvieron la máxima dureza. Necesito descansar para llegar en buenas condiciones al partido: me he entrenado muy duro, jugué hasta el final para ganar en Doha y he seguido entrenándome duro aquí en Melbourne. A veces, con menos se consigue más. ¿45 duelos con Federer? Eso es porque estoy acostumbrado a jugar contra Roger Federer o Rafa Nadal casi en cada torneo y cada uno de esos partidos frente a ellos siempre es todo un reto. Los logros de Roger Federer hablan por sí mismos, no tengo que ser yo el que lo describa”.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría y etiquetada . Guarda el enlace permanente.