Coface: la incertidumbre en España frena la recuperación

La aseguradora de crédito francésa Coface se ha unido esta mañana al gran número de representantes empresariales que advierte del riesgo de una ralentización del crecimiento económico en España si la falta de un Gobierno se prolonga. Un escenario que no parece difícil, habida cuenta de la imposibilidad para crear una gran coalición de izquierda y de derecha y las dificultades para que las dos formaciones de izquierda más votadas (PSOE y Podemos) alcancen un pacto que les permita atraer a algunas formaciones nacionalistas para conseguir una mayoría absoluta.

En su informe anual sobre riesgo país, presentado en Paris, la compañía, que tilda de “izquierda radical” a Podemos, avisa de la dificultad para generar una gran coalición de gobierno lo que está provocando, en su opinión, un período de incertidumbre. “Este período de incertidumbre, si se prolonga, puede afectar de una cierta manera a la recuperación económica”, apunta en su informe. El estudio también se hace eco de las tensiones en Cataluña, antes y después de la constitución de un Ejecutivo independentista que se ha marcado un período de 18 meses para lograr la independencia de España.

Ambos factores, sin embargo, no han servido para revisar a la baja el rating con el que califica a 160 países, en función de la capacidad de pago de sus empresas a corto plazo, que se mantiene en el cuarto escalón (A4) de siete. Este ranking la sitúa en el furgón de cola de la zona euro, tan solo por encima de Italia o Grecia. Coface también analiza el ambiente de negocios en España, en el que saca conclusiones sobre la seguridad jurídica, legislativa y la fiabilidad de las cuentas de las empresas. En este apartado, España saca la nota más alta (A1), la misma que en 2015, al igual que los grandes países de la zona euro, como Alemania o Francia.

La aseguradora de crédito también ha actualizado sus previsiones económicas sobre España, en las que coincide con la Comisión Europea y el FMI respecto a crecimiento, deuda y déficit. Coface considera que España cerró el pasado año con un crecimiento del PIB del 3,1% y que este año avanzará un 2,6%, ambas cifras algo por debajo de las anunciadas por el Gobierno en funciones. Donde sí surgen las discrepancias es en el caso de las cuentas públicas. Desde Hacienda se insiste en que España cumplirá con el objetivo de déficit pactado con Bruselas en 2015 (4,2%) y en 2016 (2,8%). Coface no lo considera así y señala que hubo un desfase de dos décimas el pasado ejercicio y que habrá otro de cuatro este ejercicio. Ambos desfases en línea con los estimados con Bruselas, que cuantifica en unos 10.000 millones de euros los ajustes que tendrá que hacer el próximo Gobierno. También hay discrepancias respecto al pasivo de las administraciones públicas. Mientras que el Ejecutivo en funciones estima que tocó techo el pasado año, que ahora empieza una línea descendente y que en ningún caso llegará al 100% del PIB, la aseguradora de crédito remarca que ya en 2015 llegó al 100,6% y que rozará el 101% del PIB este año.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría y etiquetada . Guarda el enlace permanente.