Cómo saber si la batería de un portátil de segunda mano está en buen estado

El truco que vamos a comentar a continuación es realmente útil, sobre todo, si somos aficcionados a las webs de segunda mano o si queremos comprobar que ese portátil que nos hemos comprado está en perfecto estado. En estos ordenadores, la clave es la batería y además es que es un elemento que va a marcar las posibilidades que vamos a tener para sacarle partido por el precio por el que nos lo están vendiendo.

En la mayoría de las veces, los que venden no es que mientan pero tratan de endulzar la verdad y seguramente nos dirán que el portátil ha tenido muy poco uso o que siempre lo han utilizado conectado a un cable de corriente – uno de los motivos por los que la batería se deteriora con el tiempo porque está constantemente iniciando y cerrando ciclos de carga -.

Sea como fuere, si nos vemos con la duda o queremos asegurarnos, sólo tendremos que hacer una pequeña comprobación en el equipo con un sencillo comando. Para ello abrimos la consola del terminal en Windows 10 y la ejecutamos como administrador – botón derecho del ratón para elegirlo de la lista -, o alguna versión anterior ya que también es compatible con ellas, y escribimos en la pantalla la siguiente línea: powercfg/batteryreport.

Damos al botón Enter y lo que obtendremos es un archivo html que, cuidado, porque nos bajará en la carpeta en la que estemos trabajando en la consola. Este archivo, al hacer doble click sobre el, se nos abrirá en el navegador Edge, en el caso de Windows 10, o en el que tengamos configurado por defecto para abrir estos archivos. Es un documento lleno de datos pero vamos a ver los tres más importantes que nos dirán cómo está la “salud” de la batería.

El primero que nos encontramos es la capacidad para la que está diseñada la batería, en mWh y la capacidad máxima que tiene en ese momento. Cuánto más se acerque la cifra de carga real a la capacidad para la que está diseñado, es una mejor noticia.

El segundo que nos interesa es el historial de carga de la batería en los últimos tiempos. Primero vamos a ver si es verdad que se ha utilizado mucho o poco el equipo, ya que nos marca los días que se ha puesto a cargar y la carga que acumula la batería en cada uno de ellos. Si vemos que va descendiendo con el paso de los días, de nuevo, mala noticia.

Finalmente, nos vamos al último de los detalles que nos va a dar las horas que se estima que iba a durar el equipo con cada carga. En este caso, vamos a comprobar realmente si la batería dura lo que nos prometen ya que al final del todo tenemos la media de la vida de la batería basándose en todos los ciclos de carga desde que instalamos el sistema operativo.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría y etiquetada . Guarda el enlace permanente.