Hipotecas online, ¿siguen siendo más ventajosas?

Como siempre se dice, la compra de una vivienda es una de las decisiones económicas que más esfuerzos conlleva. Encontrar la financiación para esa compra entra de lleno a formar parte de la complejidad de la operación. Pero Internet es una herramienta con la que simplificar el procedimiento, desde la búsqueda de qué ofrece el mercado hipotecario, hasta la contratación, pasando por la comparación exhaustiva de precios y condiciones, además de haber múltiples simuladores en los que poder saber qué parte de los ingresos dedicar al pago de la cuota.

En este mundo en el que Internet ha cobrado gran parte del protagonismo y en el que el principal índice de referencia de las hipotecas cerró el 2015 bajando hasta el 0,059% según el banco de España, las hipotecas online fueron y siguen siendo una opción a la hora de obtener financiación para comprar vivienda.

La banca online hoy día es una realidad más que contrastada. Son muchos los que se decantan por entidades a distancia con los que entablar no solo vínculos para su día a día con cuentas bancarias y tarjetas, sino también vínculos mucho más duraderos como los de un préstamo hipotecario.

Es conveniente dejar claro que el proceso no es completamente online ya que hay momentos en los que se requiere la presencia física como por ejemplo a la hora de tasar la vivienda, o el momento de la firma ante notario.

Quizá antes las hipotecas online presentaban mayores ventajas –sobre todo a ofrecer un tipo de interés más bajo que el resto- que ahora ya que el mercado se ha vuelto tan competitivo que las entidades pelean por ofrecer el diferencial más bajo, característica que definía a las hipotecas online. Además, otra ventaja que parece haberse disipado es la de una menor vinculación, ya que ahora un tipo de interés bajo está condicionado en la mayoría de los casos a la contratación de productos con la entidad como seguros, tarjetas, planes de pensiones…

La comodidad sigue siendo un valor a tener en cuenta

Además, su condición de “online” les obliga a exponer detalladamente las condiciones legales de la hipoteca, por lo que el usuario debería de disponer de toda la información detallada sobre el producto en sí, teniendo como consecuencia –positiva- más tiempo para dedicarle a su lectura.

La posibilidad de comparar en pocos minutos las condiciones principales de distintas hipotecas desde cualquier lugar con acceso a Internet es otra ventaja importante. Asimismo las entidades han puesto especial empeño en que quien solicite información sobre una hipoteca, obtenga respuesta en el menor espacio de tiempo posible. La atención al cliente de la banca online debería de ser necesariamente impecable, en tiempo y soluciones.

¿Es seguro contratar una hipoteca de forma online?

Sí. La contratación de cualquier producto a través de Internet es igual de segura que si se hiciera de forma “offline”. Es importante destacar que este proceso aunque se haga de forma online, está igual de regulada por parte del Banco de España, por lo que no debería de suponer ninguna diferencia a nivel de seguridad respecto a la contratación en una sucursal bancaria.

¿Qué ocurre con la hipoteca si el banco quiebra?

En caso de que la entidad bancaria quiebre, no se alegre, eso no significa que el hipotecado queda liberado del pago del préstamo hipotecario, sino que dicho préstamo sigue activo y hay que seguir pagándolo. ¿Por qué? Porque se trata de un activo de la entidad que en caso de quiebra, esos activos son vendidos, la hipoteca es vendida a un tercero, para saldar las deudas de la entidad. Ante esta situación, el hipotecado deberá seguir haciendo frente a las cuotas de la hipoteca en las mismas condiciones que se habían pactado, lo único que cambia es el destinatario del dinero que ahora será aquel que haya comprado los activos de la entidad.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría y etiquetada . Guarda el enlace permanente.