Kobe, como Jordan: “Que no sean blanditos conmigo”

En la temporada de su despedida y entre los muchos momentos especiales que está viviendo, pocos lo serán tanto para Kobe Bryant como su último All Star, en Toronto. Su lugar está garantizado y convertirá la cifra en histórica para él… y para los que van a compartir pista con él. Una situación que vivió desde el otro lado hace trece años y en el último All Star de Michael Jordan, su gran y eterno espejo. Ahora el escolta de los Lakers asegura que les dirá a sus rivales lo mismo que les dijo a los jugadores del Oeste Jordan en aquel febrero de 2003: “Michael me dijo que no fuera blandito con él sólo porque iba a ser su último All Star, que jugara  como lo hacía todas las veces que nos enfrentábamos. Y yo le dije que si no me conocía lo suficiente como para decirme algo así precisamente a un tipo como yo. Y nos dio la risa a los dos”.

Más allá de esta anécdota, Kobe recordó que lo mejor del All Star es cuando, además del espectáculo, el partido está reñido en los últimos minutos: “Me encanta esa competitividad y espero que este año vuelva a ser así, que se juegue para ganar. Eso es lo que me llevaré conmigo: la competición pura y dura”.

La NBA anuncia esta noche los quintetos titulares para el All Star de Toronto con Kobe como fijo: en todas las oleadas de votaciones que se han hecho públicas ha aparecido como el jugador más votado de toda la NBA. Será su All Star número 18 (debutó en la edición de 1998) y es el máximo anotador histórico en el mítico partido de las estrellas.

En aquel último All Star de Michael Jordan, en Atlanta el 9 de febrero de 2003 y a pocos días de cumplir 40 años, el legendario escolta iba a ser suplente con Allen Iverson y Vince Carter como guards más votados en el Este. Pero Carter optó por dejar su puesto en el quinteto a Jordan, que apuraba su carrera en los Wizards. El partido fue memorable: el Oeste ganó 145-155 después de dos prórrogas. Kevin Garnett fue MVP (37 puntos, 9 rebotes, 3 asistencias, 5 robos…). Jordan jugó 36 minutos, sumó 5 rebotes, 2 asistencias y 20 puntos tirando más que nadie (9/27).

Kobe terminó aquel encuentro con 22 puntos, 7 rebotes y 6 asistencias. Y ahora sigue recordando ese último día de Michael Jordan: “Hablé con él 25 minutos. Bromeamos, hablamos de cómo iba la temporada, de cómo se presentaban los playoffs… Siempre que hablaba con él dejaba perlas de sabiduría. Eso, poder hablar con él en momentos así, era muy especial para mí”.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría y etiquetada . Guarda el enlace permanente.